Levantándo altares a Dios: la oración

Texto base: Josué 8: 30 y 31

Entonces Josué edificó un altar a Jehová Dios de Israel en el monte Ebal, como Moisés siervo de Jehová lo había mandado a los hijos de Israel, como está escrito en el libro de la ley de Moisés, un altar de piedras enteras sobre las cuales nadie alzó hierro; y ofrecieron sobre él holocaustos a Jehová, y sacrificaron ofrendas de paz.

Nuestras oraciones parecen a veces no ser contestadas por Dios ¿Por qué razón? La respuesta es muy sencilla, simplemente carecen de sinceridad y autenticidad y vienen a convertirse en meras repeticiones cotidianas que terminan por cansarnos hasta a nosotros mismos. Si usted siente que su oración ha perdido efecto y que siempre termina diciendo lo mismo es porque en realidad eso es lo que esta pasando en su vida ¿Desea recibir respuesta de Dios?

Mientras que en Mateo 6: 5 – 15 Jesús nos enseña a orar dándonos un modelo que podemos seguir – Más no repetir sin sentido, ni a modo de sortilegio – En Josué encontramos un hombre solemne, que sabía como acercarse a su Dios de la manera correcta, sin pretensiones, ni grandes discursos o demostraciones escándalosas, este guerrero condujo al pueblo a una correcta adoración a Dios. ¿Qué debo hacer yo, cristiano ya convertido para que mi oración vuelva a ser agradable a los ojos de Dios y pueda sentir una verdadera comunicación con el Señor?

  1. Las piedras enteras. Para comenzar, encontramos que Josué edifico un altar de piedras completas, no pedazos, ni piedras pequeñas; sino piedras completas, grandes y fuertes, esto es una forma de ejemplificar una oración firme, sin repeticiones, ni vaguedades. significa que usted debe estar bien concentrado cuando comience a orar y debe tener muy en claro aquello que quiere decirle a Dios, muchos cristianos comienzan a orar y no saben ni por donde comenzar porque simplemente no pensaron en que iban a decirle al Señor, recuerde que la oración es una conversación directa, usted no le esta hablando a una pared ni a un trozo de yeso, esta hablando con un Dios vivo que anhela escucharlo, pero que como buen conversador, necesita escuchar de usted temas relevantes y necesarios para su crecimiento espiritual.
  2. Sobre las cuales nadie alzo hierro. Hable con Dios siempre de temas diferentes, no ponga el hierro de la repetición sobre su oración, piense que a usted tampoco le agradaría estar conversando con alguien que siempre dice lo mismo. Plátique con el Señor sobre sus sentimientos, deseos, necesidades, problemas, etc. Siempre hay algo nuevo que decirle a Dios, y siempre hay formas nuevas y diferentes de tratar los mismos temas.
  3. Como está escrito en el libro de la ley. Por supuesto que su oración siempre tiene que tener fundamento, no le pida caprichos a Dios y asegúrese de que lo que está pidiendo en su oración es conforme a la voluntad de Dios y no conforme a lo que usted desearía escuchar o saber. Tampoco le pida a Dios que haga incongruencias que contradigan su palabra, ni que le favorezca en una situación sospechosamente pecaminosa.
  4. La ley de Moisés. Es importante que se encuentre usted en obediencia a sus autoridades eclesiasticas, municipales, laborales, etc. Si usted se encuentra en desobediencia, eso le será un estorbo a la hora de inclinarse a orar. Dios no conciente rebeldías, recuerde que una controversia no es motivo para causar contiendas ni divisiones.
  5. Sacrificios de paz. Recuerde arreglar cualquier diferencia que tenga usted con su familia, amigos, vecinos, hermanos de la iglesia, o cualquier otra persona antes de doblar sus rodillas en oración. Dios no fomenta el odio, ni las contiendas, así que usted tampoco tiene que hacerlo. Para que su oración llegué delante del Padre, debe estar libre de toda cadena de amargura, odio y violencia.

¡Comience a poner en práctica estos sencillos pasos y notará la diferencia en sus oraciones!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s