El pecado que mora en mí

Cita bíblica: Romanos 7:14 – 22

¡Soy débil! es la primera expresión que muchos hijos de Dios esgriman en estos días como estandarte para justificar sus errores, ¡y tienen razón! el hombre por naturaleza es débil, pero en un principio, esto no formaba parte de los planes que Dios tenía para él.

La naturaleza del hombre es pecadora

  • Pero Dios no lo creo así. No estaba en sus planes originales (Génesis 1:27)
  • El hombre se hizo asi con el primer pecado y lo trasmitió a sus hijos (Génesis 3:16 – 19)
  • En la actualidad el pecado sobreabunda porque el hombre se ha ido alejando de Dios

La naturaleza confusa del pecado

  1. El mayor problema del pecado, es que causa confusión
  2. Pablo decía en el versículo 15 de Romanos 7, “lo que hago, no lo entiendo” dando a entender que a veces pecaba y no entendía porque lo hacía, esto no es de sorprendernos, ya que muchos hemos caído en semejante estado en muchas ocasiones.
  3. El hombre pues, cuando peca, tiene dos facetas:
    1. Visceral: Cuando peca solo por hacerlo, no tiene razón aparente o causa alguna. En nuestra etapa temprana (niñez) esto es así, pero al no estar conscientes, no somos hallados culpables (Romanos 7:9)
    2. Sentimental: Es cuando el hombre peca llevado por sus sentimientos, se deja arrebatar por sus pasiones e instintos más básicos y en ocasiones, viene a ser casí como los animales, el adulterio, el asesinato y la mentira son ejemplos muy esclarecedores.
  4. El pecado es confusión porque el ser se siente manchado y con culpa, la culpa en exceso destruye la moral y lleva al hombre a más pecado, por eso, Dios ofrece el perdón absoluto de los pecados (Isaías 43:25)

La propuesta de Dios

Por supuesto, ¡No estamos solos! Dios sabe que somos débiles y propensos al pecado, observe usted Gálatas 5:23 que dice:

mansedumbre, templanza; contra tales cosas no hay ley.

La constante búsqueda de Dios mediante las armas que él nos dió (ayuno y oración) son un excelente apoyo para evitar el pecado, pero, ¿Porqué el hombre sigue pecando aún después de conocer a Dios? La respuesta es fácil, el hombre sigue pecando porque está en su naturaleza. El Señor lo sabe, y nos ofrece una respuesta. Los frutos del espíritu.

La palabra templanza, que se traduce en dominio propio, Dios nos entrega este fruto para que lo usemos, no para que lo tengamos por ahí almacenado, un hijo de Dios, está capacitado para ejercer ese dominio de su propia carne, en el nombre de Jesucristo, es porque él sabe que somos débiles por lo que de antemano nos capacita para resistir al pecado, aún contra nosotros mismos.

¿Cómo podemos hacer uso de ello?

  • Lo primero es no cesar en toda oración y ayuno, sobretodo en esos momentos que el pecado trata de señorearse sobre nosotros , debemos seguir hablando con Dios, aún con los ojos abiertos. Daniel a pesar de la prohibición, no ceso en su oración y triunfó
  • Lo segundo es no huír, recordemos que Dios nos ordena a ser valientes (Josué 1:9). Hay que hacerle frente a ese pecado y confesarlo delante de la presencia del Señor, no basta solo con pensar, si soy débil y por eso caigo. Hermano, ¡ponté en acción! no te dejes arrastrar por el pecado, recuerda, Dios te ha entregado de sus precisos frutos para que los uses, haz memoria de estás palabras, y recuerda, no digas que eres débil.
About these ads

15 pensamientos en “El pecado que mora en mí

  1. hermano te agradesco por predicar la palabra de Dios . estaba total mente aturdido pensando en lo devil y bulnerable que soy separado de Dios mas medoy cuenta de que el siempre esta al tanto de nosotros . se que el nos perfecciona en nuestras devilidades . sigue escudriñando la palabra por q de ella emana vida Dios te bendiga.

  2. Hola, gracias a Dios q existe esta pagina para poder edificarnos, a mi ayudo mucho. es verdad q nosotros nos alejamos de Dios, y por eso somos vencidos por el pecado ( Satanas ), pero lo q lei me ha fortalecido, por que temer si El esta con nosotros.
    Gracias y sigan ayudando a demas gente en afliccion.

  3. Gracias a todos por sus comentarios, me llena de goz que les sirvan estos pequeños mensajes. Una disculpa por no actualizar tan seguido, intentaré hacerlo con mayor regularidad

  4. Gracias hermano querido por esta enseñanza ,esta palabra la dio ayer mi pastor pero se me fue de la mente y quiero decifrarla para ponerla en hobra me gustaria que me agregue a mi correo asi aprendo mas .gracias

  5. Le doy gracias a Dios x darme a entender en este momento . Reconosco que e estado pecando x desovediente a mis autoridades .x que ellos sienpre me an estado diciendo que ore ayune y de lo contrario es x eso que me esta pasando lo que me esta pasando .. Pero desde oy digo como el hijo prodigo . Me levantare y eire a la casa de mi padre . Amen

  6. hola grasias aDIOS por cada uno de ustedes que el señor les sigan dando mucha sabiduria por que resibimos mucho de ustedes que DIOS LOS BENDIGA

  7. ES POR ESO QUE PECAMOS YO ESTOY EN ESO BUSCO UNA RESPUESTA DEL PORQUE SIGO PECANDO AUN CUANDO SOY SIERVO DE DIOS BUSCO LOS DELEITES DE LA CARNE LOS PLACERES MAS QUE SE DIOS Y ES COMO QUE LE FALLO PERO LO SIGO HACIENDO Y NO SE POR QUE LA VERDAD ME INTRODUZCO MAS Y MAS ME SIENTO QUE ME MUERO NO ENCUENTRO SOLUCION POR FAVOR

  8. Hola. Gracias a todos por sus comentarios. Tenía pérdida la contraseña de este blog y no había podido entrar a leerlos o publicar algo nuevo. Dios los bendiga

  9. Amigo Rede, pareces estar en el mismo dilema que el apostol Pablo, me gustaría que leyeras muy bien el apartado que he titulado “la propuesta de Dios” más arriba de está misma página. Es cierto que somos débiles, pero Dios se mueve en la debilidad de las cosas para hacernos fuertes, ahora mismo eres tú quien tiene la posibilidad de decir “ya no más” para que Dios obre en tí.

    La respuesta es simple, para dejar de pecar, hay que evitar aquello que nos hace caer en el pecado

  10. Siento responder muy tarde a esto, pero si todavía sirve a alguien, aquí va la respuesta a jonathan rodriguez cristopher:

    Es un error muy común verlo así, Pablo estaba plenamente consciente de sus errores, en realidad lo que él estaba planteando era un dilema moral, muy común por cierto. Por ejemplo, muchos alcohólicos tienen este dilema “quiero dejar de embriagarme, pero no entiendo porque no he podido”, en este caso la frase “no entiendo” no se toma tan literal, pues en realidad se refiera a su incapacidad para decidir dejar de hacerlo o para dar el primer paso hacia la libertad..

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s